cimacnoticias
martes 4 de diciembre del 2001
búsqueda de noticias
información
página principal
ediciones especiales
archivo de noticias
       

Piden ONG responsabilizar a procurador Arturo González

Ineficacia de la justicia chihuahuense en el caso de las mujeres asesinadas en Juárez

Silvia Magally
cimac | México DF

Integrantes de la Coordinadora de Organismos No Gubernamentales en Pro de la Mujer en Ciudad Juárez, demandaron fincar responsabilidades al procurador chihuahuense Arturo González Rascón, dada su ineficacia para esclarecer los crímenes de mujeres en Ciudad Juárez, tras opinar que las amenazas contra familiares de las jóvenes asesinadas revelan la ineptitud de las autoridades en este caso.

Cipriana Jurado del Centro de Investigación y Solidaridad Obrera --ex trabajadora de la maquila-- calificó como una “tontería” las amenazas en contra de los familiares, las cuales tienen como objetivo contener el problema, sin considerar la situación de dolor por la que están atravesando. Más aún, previó que si en los próximos días se encuentran más cadáveres, seguramente serán ocultados.

Calificó de grave la ineficiencia de autoridades encargadas de la investigación de los asesinatos, al señalar que simplemente no toman en serio el problema y no aplican la ley.

En su opinión, las autoridades hacen caso omiso de estos crímenes porque se trata de mujeres pobres, quienes, sin embargo, en vida contribuyeron al sostén de la economía de la ciudad, por medio de su trabajo en las maquiladoras. Las autoridades continuó, son irresponsables al continuar culpabilizando a las jóvenes de provocar su violación y muerte, cuando declaran que “sostenían una doble vida”.

Explicó que los familiares que han sido amenazados tanto por la Procuraduría de Justicia Estatal y la fiscalía especial de interrumpir la investigación, tienen miedo y, en muchos casos, han abandonado la ciudad aunque otros continúan firmes en su reclamo de justicia.

Dijo que las 12 organizaciones que conforman la red están apoyando a las madres de las desaparecidas no sólo psicológicamente, sino para que denuncien los hechos, además se busca crear un fideicomiso para apoyar económicamente a las familias, ya que en muchos casos no tienen dinero ni para el funeral de las jóvenes que desde 1993 han sido sacrificadas. Hasta ahora las muertes suman 260.

La activista urgió a crear ese fideicomiso, ya que muchas de las jóvenes asesinadas tenían hijos que han quedado en el abandono o a cargo de sus abuelos, que en su mayoría se encuentran desempleados.

Por su parte, Victoria Carabeo, vocera de la coordinadora y fundadora del Grupo Mujeres Por Juárez, explicó que en el mes de febrero pasado cuando encontraron el cuerpo de Lidia Alejandra, convocaron a la familia a rezar en el lugar donde fue encontrada la víctima, pero no acudieron a la cita por las amenazas de las autoridades quienes además les advirtieron que se trataba de un acto político.

Aseguró que el gobierno estatal declaró la guerra a las Organizaciones no Gubernamentales que durante años han exigido detener estos crímenes, incluso hacen acusaciones y declaraciones que confunden a la gente con ideas tal como que las ONG están lucrando con esta realidad.

Nosotras --prosiguió-- “no somos una piedra en su zapato, sino una montaña en su camino”, por eso están utilizando toda su infraestructura para contrarrestar la acción de la coordinadora que nació en 1993, cuando detectó las primeras muertes de las trabajadoras de las maquilas.

Denunció que principalmente se ataca a Esther Chávez del Centro de Crisis Casa Amiga a quien con tremenda saña quieren acallar y cerrarle todos los caminos para que cese su reclamo de justicia en torno a estas muertes.

Sin embargo, Carabeo aseguró que a pesar de la adversidad continuarán en este “proceso desgastante y doloroso” para impedir que esta ola de violencia siga expandiéndose en Ciudad Juárez.

En tanto, Esther Chávez de Casa Amiga, señaló que las autoridades locales ven a las ONG como sus enemigos “porque queremos acabar con violencia, con la ola de crímenes, porque no creemos que las investigaciones que se están realizando sean serias y fidedignas”.

Dijo que a pesar de que el procurador González Rascón asegura que se está investigando los casos a profundidad, se trata de las promesas que hemos venido escuchando desde el sexenio pasado, pero no se hace nada para detener los crímenes y se utiliza la tortura para encontrar asesinos como es el caso de Víctor Javier García Uribe y Gustavo González Meza, quienes confesaron haber asesinado a 11 mujeres.

Opinó que se utilizan “chivos expiatorios” para calmar la presión, al manifestar que según informes del abogado Sergio Dante Almaraz, defensor de los inculpados, fueron sometidos a tortura, pues se les quemaron los testículos, el pene y el ano.

Asimismo el director del Centro de Readaptación Social (Cereso) en Ciudad Juárez, Carlos Gutiérrez, levantó un acta en la que hizo constar las condiciones de salud en las que ingresaron los internos a este reclusorio, confirmando lesiones.

Chávez estimó que con esas acciones no se resuelve la impunidad, por el contrario, se genera mayor desconfianza.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente