cimacnoticias
jueves 22 de noviembre del 2001
búsqueda de noticias
información
página principal
ediciones especiales
archivo de noticias
       

Detenciones ilegales provocadas por urgencia gubernamental, denuncian

Desconfían juarenses de investigaciones oficiales sobre mujeres asesinadas

Sonia del Valle
cimac | México DF

Si uno le pregunta a las personas en la calle, de cada 100, 85 no cree en las investigaciones que realizó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para detener a los presuntos responsables de los más recientes asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, aseguró el padre Oscar Henríquez, integrante de la Comisión de Derechos Humanos Paso del Norte.

El padre Henríquez, quien ha trabajado en los últimos años con los familiares de las víctimas y de las mujeres desaparecidas, señaló en entrevista que “Ciudad Juárez se encuentra en emergencia social y nacional”, por los altos niveles de impunidad, las inconsistencias que presentan las investigaciones de la PGJE y porque las víctimas eran originarias de muchos estados en el sur del país.

Sostuvo que el más reciente arresto de presuntos homicidas tuvo severas inconsistencias. Tras localizar ocho cadáveres de mujeres a principio de este mes, fueron detenidos Víctor Javier García Uribe, alias El Cerillo, y Gustavo González Meza, alias La Foca, “ por policías encapuchados, sin orden de aprehensión, y con denuncias de que fueron torturados”.

Incluso, señaló, hay fotografías que demuestran la tortura de la que fueron objeto. Frente a esto, el padre Henríquez consideró que “hubo urgencia” por parte de las autoridades para consignar a los presuntos homicidas.

Coincidente, Esther Chávez Cano, de la organización Casa Amiga e integrante de la Coordinadora de Organizaciones no Gubernamentales en Pro de la Mujer, afirma que el gobernador de la entidad, Patricio Martínez, prácticamente decretó la aprehensión de los asesinos de las mujeres.

En una semana se tenían a los presuntos culpables y se habían identificado a las víctimas. A esto, Chávez Cano le llamó “urgencia gubernamental”.

También con manifiesta desconfianza, Sonia Torres, de la Organización Popular Independiente de Ciudad Juárez, sostuvo que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) no ha demostrado en base a investigaciones científico-criminológicas que los detenidos son culpables y no “chivos expiatorios”.

En entrevista, Torres reconoció que las familias de las víctimas no confían en las autoridades, ni en las investigaciones que hasta la fecha han realizado, lo que se suma al dolor que les ha provocado la muerte de sus hijas.

Cabe recordar que hasta la fecha se han localizado 260 mujeres sin vida en diversos predios de Ciudad Juárez, de acuerdo con la información proporcionada por la fiscal especial para la Investigación de los Homicidios de Mujeres en esta ciudad, Zulema Bolivar.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente