cimacnoticias
periodismo con perspectiva de género
miércoles 4 de diciembre de 2002
búsqueda de noticias
información
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
No fueron procesados los policías internacionales implicados
Permiten agentes de la ONU venta de mujeres en Bosnia

Carina Carriedo cimac | México, DF

La corrupción local y la complicidad de los oficiales de la ONU en Bosnia permiten que florezca una red de traficantes que engaña, prostituye y vende a mujeres y niñas, reporta un informe de Human Rights Watch.

Según la institución humanitaria con sede en Nueva York, los traficantes que han obligado a miles de mujeres y niñas a practicar la prostitución en Bosnia y Herzegovina no son aprehendidos por sus crímenes, debido a esta complicidad.

Después de tres años de investigación, Human Rights Watch descubrió una red extensa de tráfico de mujeres, en la que aproximadamente dos mil mujeres y niñas fueron vendidas en Europa del Este en precios de entre 695 y dos mil 315 dólares.

El informe de 75 páginas “Esperanzas traicionadas: el tráfico de mujeres y niñas a Bosnia y Herzegovina para la prostitución forzada”, explica que bajo la falsa promesa de un trabajo lucrativo, estas mujeres, en su mayoría de Moldavia, Rumania y Ucrania, se encuentran atrapadas en la prostitución forzada.

También documenta cómo la policía de la ONU en Bosnia facilita el tráfico de mujeres mediante la falsificación de documentos; el patrocinio de burdeles para aprovecharse de los servicios sexuales gratuitos, y a veces en la participación directa en el tráfico.

Human Rights Watch consiguió documentos de la Misión de las Naciones Unidas en Bosnia y Herzegovina que revelaron casos de sus agentes de las fuerzas policiacas internacionales que visitaban los clubes nocturnos como clientes de las mujeres y las niñas traficadas o arreglando que las mandaran a sus residencias.

En un caso documentaron también la manipulación de testigos para que ocultaran la complicidad de un agente de las fuerzas internacionales.

Human Rights Watch encontró evidencia de que por lo menos tres agentes de las fuerzas internacionales de la ONU compraron mujeres y sus pasaportes. Por estos crímenes los agentes fueron repatriados, pero no fueron procesados en Bosnia y Herzegovina.

La Misión de la ONU en Bosnia y Herzegovina admitió en abril pasado que los 18 agentes de su policía internacional habían sido repatriados por su “mala conducta sexual”.

“La policía local e internacional debería proteger a estas mujeres, no participar en los abusos contra ellas”, dijo LaShawn R. Jefferson, director ejecutivo de la División de Derechos para las Mujeres de Human Rights Watch.

“Las mujeres y las niñas traficadas se enfrentan a la traición por todos lados: por las personas que las contratan; por la policía que debería protegerlas, y por los agentes de la comunidad internacional”.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.