cimacnoticias
viernes 1° de febrero de 2002
búsqueda de noticias
información
página principal
noticias por día
noticias por tema
       

Defiende el derecho a la justicia en Ciudad Juárez

Periodista hostigada por autoridades teme por integridad de sus hijas

Sonia del Valle cimac | México DF

Samira Izaguirre, es periodista y locutora. Vive en Ciudad Juárez y tiene miedo. Teme por sus hijas, raíz de que ha sido hostigada y presionada para que abandone la lucha que ha emprendido a favor del esclarecimiento de los homicidios de mujeres en la ciudad y en contra de la impunidad.

Izaguirre, asegura que sus hijas, una de once y otra de seis, “no tienen porqué ser involucradas en todo este asunto”.

“Estás hablando con una periodista que vive de su trabajo. Mis hijas van a una escuela pública y el hecho de que un hombre le entregara a la salida de la escuela a la más grande un desplegado que salió publicado los periódicos en mi contra, tiene un doble mensaje.Ya saben donde localizarlas”.

Ahora está considerando la posibilidad de sacar a sus hijas del estado, porque seguirá abriendo sus micrófonos a la denuncia ciudadana y continuará con su trabajo periodístico.

Samira Izaguirre conduce, junto con Antonio Tirado y José Loya el noticiario Calibre 800, a través de la XEROK Radio Cañon, de seis a 10 de la mañana de lunes a sábado.

El hostigamiento “simulado”, como lo llama Samira, pero no por ello menos amenazante, del cual no podría señalar a los responsables, comenzó cuando convocó a la ciudadanía juarense a realizar un Radiotón y pidió que trajeran una veladora que se prendería a favor de la luz y la justicia. Se encendieron 30 mil veladoras y velas.

Samira, encabezó con ello, el movimiento Luz y Justicia. Pero esto, que ella creía era una acción pacífica y sin más objetivo que iluminar la ciudad, provocó una fuerte presión a las autoridades y éstas a la vez, presionaron a los patrocinadores del programa para que retiraran su publicidad. “De 20 patrocinadores, sólo tenemos dos”.

Pero Samira sabe que los micrófonos abiertos también sirven para pedir la solidaridad de la ciudadanía y así lo hizo. En respuesta cientos de personas comenzaron a llegar a la estación a dejar su donativo, para que el programa no salga del aire. En dos días recabaron 45 mil pesos, lo que le cuesta pagar el espacio a la radiodifusora cada mes.

Su demanda es por la libertad de expresión y seguirá siéndolo, afirma. El caso lo tiene el Comité de Protección a Periodistas con sede en Nueva York, y Samira Izaguirre contempla la posibilidad de interponer una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente