cimacnoticias
periodismo con perspectiva de género
jueves 7 de noviembre de 2002
búsqueda de noticias
información
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Luto por las víctimas, a un año del hallazgo de ocho cadáveres
Llaman a resistencia civil contra la impunidad en Ciudad Juárez

Sonia del Valle cimac | México, DF

A un año del hallazgo de ocho cadáveres en un predio algodonero en Ciudad Juárez, diversas organizaciones civiles de la entidad guardan luto por las víctimas.

Como acciones de resistencia frente a la falta de investigaciones serias y concluyentes, los habitantes de Ciudad Juárez fueron convocados a mantener las luces prendidas de los carros durante el día de hoy, así como apagar las de sus casas y negocios al filo de las ocho de la noche y colocar en los diarios locales inserciones de condolencia por las familias de las víctimas.

Lo anterior lo informó Marisela Ortiz, líder de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, en momentos en que “estamos profundamente indignadas por la falta de seriedad con que se realizan las investigaciones”, tras conocer la semana pasada que las pruebas de ADN practicadas a los cuerpos y cotejados con las muestras de sangre de los familiares, no coinciden en seis de los ocho casos.

Por su parte, el abogado defensor de los presuntos responsables de los asesinatos de las ocho mujeres localizadas en noviembre de 2001, Dante Alamaraz, solicitó al juez Séptimo de lo Penal de la ciudad de Chihuahua cerrar el caso y liberar a sus clientes Víctor Javier García Uribe, “El Cerillo”, y Gustavo González Meza, “La Foca”.

Almaraz solicitó la liberación de “La Foca” y “El Cerillo” “porque se desvanecieron los datos de la acusación al resultar negativos los estudios genéticos de ADN practicados a los ocho cuerpos”.

Los exámenes de ADN realizados por la Procuraduría General de la República (PGR) concluyen que sólo en dos casos “hay probable relación de parentesco”, que son los cuerpos de Esmeralda Herrera Monreal y Verónica Martínez Hernández.

A pesar de ello, la titular de la Fiscalía Especializada para la Investigación de los Homicidios de Mujeres, Ángela Talavera, insiste en que “los cuerpos están plenamente identificados” tras las pruebas técnicas que realizó el especialista cubano Héctor Soto Izquierdo entre noviembre del año pasado y enero del actual.

Tanto para los familiares de las víctimas como para el abogado de los presuntos homicidas, las pruebas que realizó Soto Izquierdo, que son el análisis antropométrico y odontológico, así como la superposición facial, “carecen de plena validez científica para la autoridad judicial y no pueden ser más concluyentes que los exámenes de ADN”.

Los cuerpos de Laura Berenice Ramos, Claudia Ivette González y Esmeralda Herrera Monreal, que tenían cerca de un mes de haber sido victimadas y ya fueron sepultadas por sus familias, se localizaron el 6 de noviembre del 2001; al día siguiente se encontraron otras cinco osamentas de mujeres que tenían más de un año de haber sido asesinadas.

Para la Procuraduría del estado, los cinco cuerpos fueron identificados como Guadalupe Luna de la Rosa, Bárbara Araceli Martínez Ramos, María de los Ángeles Acosta Ramírez, María Juliana Reyes Solís y Verónica Martínez Hernández.

Las víctimas fueron “plenamente identificadas”, a decir del propio procurador José Jesús Solís. Su afirmación fue ratificada en marzo del año pasado en la audiencia que sobre el caso se realizó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Un año después, los familiares denuncian la falta de una estrategia de investigación judicial, porque la que existe tiene “muchos argumentos y pocas pruebas” y solicitan a la comunidad juarense “conservar vivo el recuerdo de las mujeres que han perdido la vida en forma tan violenta”, indicó Marisela Ortiz.

Cabe destacar que en las últimas semanas se han localizado tres cuerpos más. Una el 23 de septiembre, cuya edad fluctuaba entre los 16 y 17 años, ex trabajadora de la maquila Motores Fasco, la misma empresa donde trabajaba Verónica Martínez Ramos, una de las ocho víctimas de noviembre pasado.

El 8 de octubre se localizó en las inmediaciones de Cerro del Cristo Negro una niña de 13 años y en la misma zona, el 27 de octubre se localizó el cuerpo de otra mujer, de entre 18 y 20 años. Ninguna ha sido identificada hasta el momento, ni hay avances en las investigaciones, tal como lo relata la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.