cimacnoticias
periodismo con perspectiva de género
martes 26 de noviembre de 2002
búsqueda de noticias
información
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
OPINIÓN
¿Hasta cuándo la impunidad?

Fabiola Calvo | cimac

El luto, simbolizado con el color negro, manifiesta dolor, sí, dolor en las entrañas por la muerte violenta de tanta hija de la pobreza, que intentó resistir en el día a día con la búsqueda de nuevos horizontes, con su infinito deseo de luchar por un bienestar que le han negado esos hilos invisibles convertidos en multinacionales o intereses para defender el imperio. Porque ellas, todas con nombres y apellidos, las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, tenían sus ansias de vivir, sus sueños, su juventud y algunas, su experiencia y madurez, pero les quitaron la vida y sus anhelos.

¿Dónde están los culpables? Los asesinos, los responsables, los que matan o los que mandan a matar. ¿Es uno, son dos, es una organización? ¿Son las mafias de la droga? ¿Redes de tráfico de personas ¿Existe encubrimiento? ¿Es un psicópata que permanece en el territorio, uno o varios que cruzan la frontera? ¿Quiénes son? ¿Tienen que ver los asesinatos con los procesos migratorios? ¿Alguna secta que no admite que las mujeres queremos ser libres? Esta es la responsabilidad de quienes tienen el deber de investigar, juzgar y castigar a los culpables.

La sociedad, en este caso representada por familiares de las víctimas, organizaciones no gubernamentales, asociaciones, personas comprometidas con la palabra musitada por todos y todas las manifestantes, con la justicia, es un clamor contra la impunidad y una muestra de compromiso en busca del esclarecimiento de los asesinatos de Juárez y una exigencia al gobierno de México para el cumplimiento de su responsabilidad; es un llamado a la comunidad internacional para que también asuma la lucha contra esta violación al más elemental de los derechos, la vida.

Desde el sentido de la dignidad, es difícil comprender cómo la ciencia avanza, no siempre muy claro en beneficio de quién; los científicos trabajan en la clonación de seres humanos, nos comunicamos en cuestión de segundos, y hasta nos jactamos de haber pisado la luna. Sin embargo, como humanidad no resolvemos lo más elemental de este planeta y asistimos a los asesinatos, a las guerras, a la violencia, a multiplicación de la miseria, la pobreza, la injusticia, la desigualdad... y para qué sigo si el enunciado ya lo sabemos, porque lo vivimos, lo vemos o lo leemos.

Hace muchos años leí una frase que me caló hondo: “La vida es lo más preciado que posee el hombre...” Y las mujeres. No obstante, hay quienes se empeñan en destruirla para sus oscuros intereses. Para quienes militamos en las filas de la vida y la dignidad, siempre nos quedará la manifestación, la protesta y la propuesta, la búsqueda de la Justicia, con mayúsculas, porque “la vida no vale nada cuando otros están matando y yo sigo aquí cantando cual si no pasar nada/ la vida no vale nada si ignoro que el asesino cogió por otro camino y prepara otra celada/ la vida no vale nada si se sorprende a otro hermano cuando supe de antemano lo que se le preparaba...”

Marchar, musitar, protestar, denunciar, exigir, buscar justicia es lo menos que podemos hacer para que termine la impunidad y ese ¡Basta ya! de asesinatos en Juárez se haga realidad.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.