cimacnoticias
periodismo con perspectiva de género
jueves 5 de septiembre de 2002
búsqueda de noticias
información
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
El beneficio de la duda para la nueva fiscal del caso
Ni un crimen común ni un asesinato de calle el de Digna: Flores

Román González cimac | México, DF

El caso de Digna Ochoa y Placido, defensora de los derechos humanos, no fue ni un crimen común ni un asesinato de la calle: es obvio que ella, por su trabajo, afecto muchos intereses de grupos políticos y económicos de nuestro país; así lo consideró Eugenia Flores, integrante de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Hoy, luego de la comparencia de Margarita Guerra (nueva fiscal del caso) la legisladora local comentó que a 11 meses de la muerte de la abogada no hay avances, por lo que consideró que desde, “voy a decir asesinato hasta que no se demuestre lo contrario”, éste es un caso que empieza muchos años atrás , ya que Digna recibió muchas amenazas.

En tanto la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del DF, Enoe Uranga, señaló que al parecer hay disposición de recomponer el procedimiento de la investigación, por lo que se abre una nueva posibilidad de que el caso pueda atenderse con la seriedad debida.

Pero, afirmó, vamos a estar muy atentas pues como acabamos de escuchar a Margarita (Guerra), si tuviera que calificar los avances del cero al 10 les pondría tres, realmente nos está avisando que todavía hay un largo recorrido para resolver el caso.

No obstante, a decir de Uranga, sí hay un avance importante y es que ya sólo los familiares de Digna Ochoa son los coadyuvantes, por conducto de sus abogados Barbara Zamora y Santos García, “porque los anteriores ya no estaba ayudando a la investigación, como sería el caso del Miguel Agustín Pro.

Por otro lado la abogada de la familia Ochoa y Placido, Bárbara Zamora, comentó brevemente a cimacnoticia vía telefónica, que es poco tiempo para opinar acerca de lo que informó hoy Margarita Guerra; pues de hecho ésta acaba de recibir todo el expediente (el 15 de agosto pasado).

En tanto Jesús Ochoa y Placido explicó: “nosotros le pedimos desde un principio al procurador capitalino, Bernardo Bátiz, que nombrará a otra persona, por los antecedentes que conocemos de Margarita Guerra, pues en el caso del homicidio de Polo Uscanga hubo una serie de irregularidades en la detención del presunto homicida.

Como se recordará, las investigaciones de Guerra condujeron a la detención de Alejandro López Villanueva, El Grandote (líder de la colonia popular Francisco Villa), quien quedó libre después de la desaparición de la evidencia judicial.

Curiosamente Bárbara Zamora también llevó el caso de El Grandote, de tal manera que hoy vuelve a encontrarse profesionalmente con Margarita Guerra y Tejada.

En fin, el caso es que para la mayoría de los interesados, a pesar de ello “le otorgamos el beneficio de la duda”.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente