cimacnoticias
periodismo con perspectiva de género
lunes 21 de julio de 2003
búsqueda de noticias
información
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Varios tocaron la blusa y la pistola: Enoé Uranga
Manipularon diputados pruebas de caso Digna Ochoa

cimac | México, DF

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Enoé Uranga, reveló hoy que varios diputados manipularon el arma que causó la muerte de la abogada Digna Ochoa y Plácido, así como su blusa, cuando aún estaban en marcha las pesquisas del caso.

En un comunicado, Uranga descalificó el resultado de las investigaciones de la muerte de la defensora de los derechos humanos dados a conocer el sábado pasado en forma oficial por la fiscal especial, Margarita Guerra, quien concluyó que Ochoa y Plácido se suicidó y cuyo perfil psicológico, según la fiscal, es de una persona inestable emocionalmente y mitómana.

En el documento, distribuido este lunes a los medios de comunicación, Uranga reveló que la comisión a su cargo fue designada por la ALDF para dar seguimiento al caso, por lo que se realizó una reunión de trabajo a puertas cerradas en las oficinas de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PJDF), para constatar los avances de las pesquisas.

En esa reunión, agrega Uranga, “quedó absolutamente claro para quienes estuvimos ahí que ya para esa fecha todos los elementos y objetos de la escena del crímen se encontraban a la libre exposición y manejo de los curiosos”.

“Tanto la ropa de Digna, toda, como la pistola que se uso para causarle la muerte fueron ofrecidas para su “exploración”, a varios diputados presentes, así algunos manipularon el arma, otros pasaron su dedo por los orificios en la blusa de Digna, tocaron el chicle en el saco...todo ello mientras Renato Sales nos presentaba su hipótesis del suicidio como conclusión del caso”, indicó Uranga.

Lo anterior sin que se hubieran acabado las otras líneas de investigación de la muerte de la abogada, hallada sin vida el 19 de octubre de 2001, agregó la legisladora.

Aclaró que no había dado a conocer esas anomalías porque los diputados que estuvieron atentos al caso se comprometieron a mantener absoluta discreción sobre los detalles y la situación en que se desarrolló la investigación, partiendo del hecho de que las indiscreciones podrían dañar las indagatorias.

Desde ese día (cuya fecha no dio a conocer), señalamos ante los diputados y funcionarios presentes que en nuestra opinión los elementos que se ofrecen para justificar la tesis del suicidio adolecen de un procedimiento que cubra todos los huecos de sospecha y que esto trasciende la voluntad misma de la PJDF por esclarecer el caso.

“La falta de cuidado, no sólo sobre la escena del crimen sino en diferentes puntos clave como la ligera permisividad para manipular otros objetos, hablaban ya, desde entonces, del deficiente rigor en el trabajo técnico pericial de la investigación”, añadió.

Uranga consideró que cuando Guerra tomó el caso, éste ya presentaba graves inconsistencias, como el casquillo encontrado en la escena del crimen y “que fue pisado, no se sabe aún si por un oficial de la policía durante la indagatoria, o por algún otro sujeto –cuya presencia fue considerada en las demás líneas de investigación-, y que puede ser una señal, entre otras, de que Digna no estaba sola al momento de morir”.

Uranga cuestionó si se alteró la posición de la cabeza de Digna por alguno de los peritos y cómo fue posible en ese supuesto que la mano con la que Digna se tendría que haber disparado se encontrara bajo su cuerpo en la posición en que se encontró.

Calificó como absurdo el hallazgo extemporáneo de una bolsa de polvo blanco (supuestamente talco) que según la fiscalía especial usó Digna “como tantas otras cosas para confundirnos”.

“He de señalar que dicha bolsa se presenta cuando se supone que el lugar de los hechos ya había sido revisado y en ningún momento fue parte de los objetos que se nos mostraron a los diputados como uno de los elementos presentes en el lugar del crimen”, precisó.

Consideró indispensable aclarar las condiciones en que fueron entrevistados los militares involucrados en una de las líneas de investigación, y agregó que cuando Guerra se hizo cargo de la Fiscalía Especial, el aspecto técnico de la investigación estaba deteriorado.

No es fácil aceptar el resultado de la investigación porque las pruebas con las que se busca sostener esta no son robustas, aseveró.

2003/MES/MEL







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.