cimacnoticias
periodismo con perspectiva de género
jueves 24 de julio de 2003
búsqueda de noticias
información
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Lo culpan de matar a una muchacha en Ciudad Juárez
El estaba en Chiapas cuando la joven desapareció, dicen

Piden ayuda familiares de joven detenido en Chihuahua

Sandra de los Santos Chandomí, corresponsal cimac | Tuxtla Gutiérrez

Los asesinatos de mujeres en la norteña localidad de Ciudad Juárez, Chihuahua, llegaron al sureste de México, y es que un originario de Chiapas, Miguel Meza Argueta, fue detenido en aquella entidad como sospechoso del homicidio de Neyra Azucena Cervantes Delgado, aunque él estaba en territorio chiapaneco cuando la joven desapareció.

Los familiares del detenido detallaron en entrevista la situación de Meza Argueta, sobrino de Jesús Argueta, padrastro de Neyra Azucena Cervantes Delgado.

"Mi hermano -padrastro de Neyra- nos habló por teléfono para decirnos que su hija había desaparecido y que la andaban buscando, nos dijo que quería ayuda, nosotros acordamos que fuéramos dos de la familia, mi sobrino y yo, pero no conseguimos el suficiente dinero, así que nada más se fue Miguel", dijo Constantino Argueta Vargas, tío de Miguel.

Según relataron Constantino y Guadalupe Argueta Vargas sus familiares de Chihuahua se unieron para buscar a Neyra, pero fue hasta el 17 de éste mes cuando recibieron un aviso de la Procuraduría de Justicia de aquel estado, para que se presentaran a identificar un cadáver.

"Ahí fueron mi hermano, mi cuñada, su otra hija y mi sobrino, pero los separaron, a las mujeres las pusieron de un lado y a los hombres por otro, a los cuatro les mostraron la ropa de Neyra, pero las autoridades se negaron a mostrar el cadáver hasta que después de tanta insistencia les mostraron una osamenta”, relataron los familiares.

“Según dice mi cuñada, no es la de su hija, porque la osamenta es más larga que la estatura de Neyra, además de que entre las prendas había un brasier azul, y Neyra no llevaba brasier el día que desapareció, también la dentadura y el cabello que mostraron no corresponden a los de ella, porque Neyra tenía el pelo corto y castaño y el que les mostraron era largo y negro". Detalló Constantino Argueta.

Jesús y Miguel Argueta reclamaron a las autoridades que la osamenta no era la de Neyra y les exigieron una explicación sobre el paradero de ella, pero la única respuesta que obtuvieron fue su detención ya que los policías que se encontraban en el lugar los apresaron sin una orden previa dictada por un juez por el supuesto homicidio de la joven de 19 años.

Las autoridades de Chihuahua mantuvieron incomunicados a los detenidos, hasta días después que los abogados de éstos se presentaron y pudieron verlos ya con marcas de tortura, según dicen los familiares.

Jesús Argueta fue liberado por las autoridades, sin que se le encontrarán cargos, no en cambio su sobrino, quien hasta la fecha continúa detenido.

"A mi sobrino lo torturaron para que firmará una declaración donde decía que él había violado y matado a Neyra, los policías le decían que si no la firmaba iban a hacerle lo mismo a su hermana y a su mamá, quienes ya se habían ido de aquí -Chiapas- a Chihuahua, para ver cómo iba el caso", dijo Guadalupe Argueta.

Ante esta situación, los familiares de Neyra y Jesús ya solicitaron ayuda a Amnistía Internacional, al juez español Baltasar Garzón, a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y diversos organismos gubernamentales y no gubernamentales de derechos humanos.

"Nosotros lo que queremos es justicia, que liberen a Jesús y sepamos del paradero de Neyra; tenemos pruebas que mi sobrino estaba acá -Chiapas- cuando Neyra desapareció y no es justo que lo estén utilizando como chivo expiatorio, porque lo mismo han hecho en otros casos de mujeres que han desaperecido" puntualizó Guadalupe Argueta.

2003/SSCH/MEL







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.