cimacnoticias
periodismo con perspectiva de género
miercoles 5 de marzo de 2003
búsqueda de noticias
información
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Discriminan la información del feminicidio: Carlos Monsiváis
Llegaron tarde los medios a emergencia en Ciudad Juárez

Sara Lovera cimac | México, DF

Frente a el feminicidio en Ciudad Juárez , lo único que queda es alimentar la conciencia y ser leal informativamente a los temas de urgencia, dijo el escritor y periodista Carlos Monsiváis a un grupo de comunicadores al reconocer que parece imposible que casi 300 muertas y 500 desaparecidas, no hayan arrancado una sola pablara a tres presidentes de la República.

Monsiváis hablaba de cómo los medios llegaron tarde a esta emergencia nacional, que no es de 1993, que es de la semana pasada, de hace unos días en que aparecieron los tres últimos cuerpos. ¿Cómo? Se preguntaba una y otra vez, cómo ha sido posible que el prejuicio discriminatorio pese más que los hechos.

Y es que lo de las mujeres de Ciudad Juárez le ha arrancado a Monsiváis en el último año varias llamadas de atención, en radio, televisión, prensa y otras conferencias.

Para él, el mejor cronista del México reciente, sólo la permanencia de una cultura moralista, racista, sexista y machista, explican la indiferencia de las autoridades y la aparente inmovilidad de los grupos sociales.

Lamentó que sólo las feministas insistan, estén en la denuncia cotidiana y no se haya convertido esta tragedia en un asunto nacional.

Enseguida Monsiváis, conocido en México por su postura crítica y comprometida, demandó que el caso pase a manos de la Procuraduría General de la República, y que el gobierno lo establezca como un asunto prioritario.

Ahí fue cuando recordó que los asesinatos comenzaron cuando todavía gobernaba Carlos Salinas de Gortari, sucedieron cíclica y permanentemente durante todo el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León y en los últimos dos años no han cesado y tampoco le importan a Vicente Fox.

En la sala hubo un largo silencio. Cuando invitó a debatir pasaron cinco minutos, diversas preguntas que versaron sobre el tema de la charla, Miedos, Medios, Fobias en los Medios, en la que hizo una amplia explicación histórica de cómo se fue introyectando en la cultura mexicana la discriminación contra el indio, que ha poblado todo el lenguaje, las gesticulaciones, los mitos y los desprecios.

Y ahí está, hubo de reflexionar: las mujeres asesinadas en Juárez, además de ser mujeres –el machismo está activo recordó- , en general son morenitas (cara india), pobres y trabajadoras. Ahí está actuando definitivamente el sistema sexista, machista y patriarcal.

Sin ambajes, eso a pesar de los avances y la sensación de que las mujeres logran derechos y acuerdos, a pesar de que con el tema no feminista de equidad de género, se ha ido poco a poco reconociendo a las mujeres.

Pero las asesinadas en Ciudad Juárez, esas no han conseguido un Movimiento Nacional, a pesar de las obras de teatro, la película “que ya está en cable” –Señorita Extraviada- y a pesar del goteo informativo constante.

Recordó en su referencia al feminicidio, que desde el principio privó el prejuicio entre los funcionarios, los de 1993 que decían “se fue con el novio” o “salen de noche, se lo buscan” y los que todavía regañan a las víctimas, culpabilizan a las mujeres y finalmente les proponen para evitar la violencia “hay que andar sin cuerpo”.

Monsiváis habló el fin de semana también otros temas, ligados a esta urgencia de tener en los medios, cuando menos, una función informativa capaz de alimentar la conciencia y ser leal a los temas de urgencia para la sociedad.

SLL/MEL







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.