cimacnoticias
miércoles 24 de septiembre de 2003
búsqueda de noticias
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Sólo respondió a una senadora del PAN
Toreó Creel el caso Ciudad Juárez ante el Congreso

Rafael Maya cimac | México, DF

Después de “capotear” como buen torero y durante todo el día los cuestionamientos de varios legisladores y legisladoras sobre la vergonzante realidad del feminicidio en Ciudad Juárez, el secretario de Gobernación, Santiago Creel, se vio obligado a abordar el tema durante su comparecencia del martes ante el Congreso de la Unión.

Sin embargo, fueron pocos los datos nuevos que el responsable de la política interior de México pudo o quiso aportar sobre la imparable ola de asesinatos de mujeres en la ciudad fronteriza con Estados Unidos, que de 1993 a la fecha ha dejado más de 370 víctimas, según un reciente reporte de la organización humanitaria Amnistía Internacional.

Y es que a pesar del inicio el pasado 22 de julio --con todos los honores burocráticos-- de un programa integral de seguridad para prevenir y esclarecer los crímenes, nulo es el resultado de las 40 acciones interinstitucionales para intentar abatir un caso de violencia de género único en el mundo por su magnitud, la indolencia oficial y la impunidad que le rodean.

Ante el pleno de la Cámara de Diputados, primero, y después ante comisiones del Senado, Creel, evitó responder lo más que pudo los cuestionamientos que algunos legisladores y legisladoras le hicieron respecto al feminicidio en la ciudad del norteño estado de Chihuahua.

Paradójicamente, el de los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez no fue uno de los temas preponderantes de las fuerzas políticas en el Congreso. Apenas dos diputados (del PRD y Verde Ecologista) y una diputada (del PRI) tocaron el asunto.

En el Senado, fueron dos priistas varones (Héctor Michel Camarena y Jorge Zapata) quienes increparon de modo más agreste al secretario de Gobernación sobre la falta de resultados concretos en torno a las investigaciones de los asesinatos.

Ni siquiera la también priista Martha Tamayo –quien presentó una iniciativa en la Cámara alta para modificar el Código Penal y permitir la intervención directa de la PGR en los crímenes-- se acordó del asunto... prefirió hablar del trascendental uso del “águila mocha” en la papelería oficial.

Mientras, la combativa senadora del PRD Leticia Burgos apenas abordó de manera tangencial el tema al preguntar sobre el anuncio presidencial de nombrar un comisionado especial para el caso Juárez.

La que brilló por su ausencia durante la comparecencia del funcionario en el Senado fue la priista Dulce María Sauri, quien se ha caracterizado por no quitar el dedo del renglón al tema Juárez.

Creel Miranda se dignó a informar sobre próximas acciones federales en Ciudad Juárez --como la apertura en diciembre próximo de un refugio y dos centros de atención a víctimas de la violencia--, luego de las adulaciones que le hiciera la senadora del PAN Susana Stephenson, quien afirmó que el plan de seguridad en esa localidad es “una respuesta decidida” del gobierno federal para abatir el feminicidio.

REPETICION OFICIAL

Lejos de aportar datos contundentes sobre la eficacia de la colaboración entre los gobiernos federal, estatal y municipal para enfrentar la violencia de género en Juárez, Creel se limitó a repetir la multicitada frase de que el programa de seguridad ha logrado una reducción de 14 por ciento en el índice delictivo de esa ciudad.

Contra lo esperado, el funcionario tampoco entregó al Congreso el segundo informe mensual de evaluación del programa de acciones interinstitucionales que comenzó el pasado 22 de julio y que debió haber sido entregado el 22 de septiembre.

Sólo adelantó al Senado el reporte de que una persona fue detenida como presunta responsable de tres asesinatos de mujeres, cuyos restos fueron encontrados en el desierto tan sólo un día después de la entrada en vigor del plan de seguridad.

Además, la espera legislativa y social continúan respecto al nombramiento del cuestionado “comisionado especial”, quien teóricamente será el encargado de coordinar la participación federal en las investigaciones y las acciones de prevención de la violencia.

¿QUÉ SIGUE?

Tras la falta de respuestas concretas sobre el caso Juárez (a lo cual habría que agregar el desdén de Creel Miranda para responder al PRD en la Cámara baja sobre la “crisis” que padece el Instituto Nacional de las Mujeres), habrá que esperar las próximas acciones legislativas y de los grupos civiles de derechos humanos para intentar detener el feminicidio.

Sobre las supuestas irregularidades en el Inmujeres, se informó que luego de reclamos de diputadas del PRD al secretario de Gobernación por su silencio sobre el caso, el funcionario aceptó reunirse en los próximos días con legisladoras de oposición y feministas de la sociedad civil para tratar ese y otros temas, como el caso Juárez.

En tanto, discursos van y discursos vienen, comisiones especiales sobre el tema Juárez se crean en el Congreso, mientras la violencia contra las mujeres continúa ante una incapacidad de los operadores políticos del gobierno, que rinde cuentas a la sociedad con demagogia o de plano con el silencio.

2003/RM/MEL

cimacnoticias





       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partners of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.