cimacnoticias
martes 3 de agosto de 2004
búsqueda de noticias
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Piden ONG intervención de autoridades México y EU
Lucra organización estadounidense con feminicidio en Juárez

cimac | México, DF

Con información falsa, una organización civil con sede en Estados Unidos sostiene una campaña de recaudación de fondos que presuntamente serán destinados para combatir el feminicidio en Ciudad Juárez, Chihuahua.

A través de su portal en Internet, el grupo denominado Save Juárez Proyect, pide a los cibernautas que acceden a su página digital (www.savejuarez.org) enviar a su domicilio en Redlands, California, un donativo de 20 dólares (200 pesos mexicanos), en cheque, para reunir un fondo de 2 millones de dólares.

Entrevistado vía telefónica, Stephen Rush, director general de la agrupación, asegura que el dinero será utilizado para crear centros de atención a mujeres en riesgo y que actualmente tiene aquí a gente de base trabajando en el proyecto.

No obstante, cuando se le solicitó la dirección de sus oficinas en esta frontera se limitó a decir que la ignora porque recientemente se movieron de lugar.

Rush proporcionó un número telefónico para localizar al líder de su staff local, a quien identificó como Sergio Sánchez, pero la línea resultó inexistente, según difunde el portal Diario.com

En su página de Internet el grupo civil estadounidense asegura “contar con el respaldo de asociaciones civiles y autoridades juarenses, a través de las cuales canalizará la ayuda a las víctimas de la violencia”.

Pero esto también resultó falso, debido a que las instancias involucradas desmintieron tal situación, se deslindaron de la agrupación y alertaron sobre la inminente presencia de un fraude internacional con la bandera del feminicidio en Ciudad Juárez.

El Instituto Chihuahuense de la Mujer, el centro cristiano Vino Nuevo y las organizaciones Nuestras Hijas de Regreso a Casa y Pesquisas en Línea son involucrados por Save Juárez con sus acciones, sin embargo, sus representantes negaron tal situación y demandan a las autoridades una investigación.

Mientras esto se dirime, la agrupación continúa la colecta que tan sólo el año pasado le representó un ingreso de 13 mil 246 dólares, según da a conocer vía web, sin precisar si ha recibido donaciones desde que empezó a operar en 1999.

Afirmó incluso, que personal de su agrupación que trabaja de base en Ciudad Juárez ha tenido constantes encuentros con las asociaciones locales. No obstante, cuando se le solicitó la dirección de sus oficinas en esta frontera se limitó a decir que las ignora porque recientemente se movieron de lugar.

Rush proporcionó un número telefónico inexistente para localizar a Sergio Sánchez, líder del staff en Juárez, por lo que no fue posible entablar contacto con él y recibir información sobre su trabajo en la ciudad.

PIDEN INTERVENCIÓN DE AUTORIDADES

Tanto Victoria Caraveo, directora del Instituto Chihuahuense de la Mujer (ICHIMU), como el responsable de la página digital Pesquisas en Línea, Rafael Navarro y la líder de la Organización No Gubernamental Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Marisela Ortiz, coincidieron al señalar que es necesaria la intervención de las autoridades diplomáticas de México y los Estados Unidos para aclarar el propósito de esta campaña que los involucra sin su autorización.

“Debe haber alguna forma de que el gobierno verifique y controle estas situaciones, porque si no, cualquier grupo puede venir y decir que está recabando dinero para solucionar el feminicidio, cuando en realidad sólo se lo echa al bolsillo”, concluyó Caraveo.

Sin embargo, la organización estadounidense que se auto define como “sin fines de lucro” afirma en la página web que se encuentra en estrecha coordinación con instituciones en Ciudad Juárez, principalmente con el ICHIMU mediante el cual afirma pretende dar servicios médicos, psicológicos y legales a las víctimas de la violencia de género.

No obstante, la supuesta coordinación que afirma Rush tener con las agrupaciones locales, ésta se reduce a breves contactos y encuentros, señalan representantes de las mismas, quienes aseguran que jamás consintieron ningún tipo de programa conjunto.

Caraveo, afirma que si bien Stephen Rush se entrevistó con ella en dos ocasiones no se concluyó en ningún acuerdo que pudiera dar pie a esta campaña recaudatoria.

Sostuvo que en septiembre del año pasado recibió la visita del dirigente del grupo estadounidense, así como de un par de ministros religiosos de Vino Nuevo, quienes ofrecieron ayuda al Instituto.

“Rush nos preguntó que en qué podía ayudar y como en aquel entonces enfrentábamos el problema de los jóvenes que se van de su casa, comentamos que en el Instituto teníamos muchas ganas de tener un albergue o conseguir familias que se hicieran cargo de los adolescentes”, señala.

Así, dice Caraveo, el ICHIMU le presentó a Rush un proyecto que incluía la operación de una línea de auxilio telefónico que permitiera a los jóvenes llamar cuando tuvieran maltrato físico o psicológico y a su vez los ubicara en albergues o casas seguras de cuidado familiar.

“Él nos pidió el proyecto en papel porque se lo iban a presentar al ministro principal de Vino Nuevo aquí en Juárez Víctor Richards, para ver si seis familias de su agrupación aceptaban ser casas seguras para estas criaturas”, relata.

“Pero entonces regresó uno de los ministros y nos dijo que no se iba a hacer nada, que Rush ya se había ido y que Richards consideró que si algunos matrimonios se hacían cargo de algún muchacho ponían en riesgo su familia y ahí quedó todo”, aclara la funcionaria estatal.

Asombrada, pero sobre todo molesta con la vinculación del ICHIMU con la campaña recaudatoria emprendida con datos de feminicidios, Caraveo deduce que éste aprovechó la información que se le brindó para explotarla monetariamente.

Rafael Navarro, director editorial del periódico El Mexicano y responsable de la página en Internet Pesquisas en Línea, la cual según presume Rush está vinculada con su programa de trabajo, señala que el contacto con el líder de Save Juárez se dio en condiciones semejantes a las de Caraveo.

En una carta abierta dirigida a Marisela Ortiz, líder de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, Navarro señala que lo poco que sabe de este grupo es que en él trabajan supuestos grupos evangélicos cristianos.

“Ellos estuvieron conmigo en diciembre del 2000 para presentarme un proyecto (muy precipitadamente elaborado)”, dice en su misiva el periodista quien agrega que el conducto para este encuentro fue un pastor cristiano de El Paso cuyo nombre no recuerda porque solo intervino como traductor.

“El plan original de este proyecto era combinar www.ponteviva.com (por su carácter preventivo) con una acción reactiva que surgiera de los grupos protestantes”, afirma.

“Se tenía la intención de repartir, gratuitamente, mecanismos de defensa para las mujeres de Juárez, concretamente un aparato que hace un sonido fuerte para llamar la atención en caso de un ataque sexual o de otro tipo”.

Navarro señala que en el 2001 le fue enviada una presentación en power point de una página en la que aparecía el periódico El Mexicano como posible vínculo, y afirma que jamás volvió a tener información sobre el citado proyecto.

“Como mi nombre y el periódico que represento aparecen como supuestos representantes locales, le anticipo que no tengo nada que ver con esa agrupación. Al igual que a usted me embarcaron en un proyecto ajeno y el cual no apruebo”.

Navarro Barrón señala que como responsable de la página www.pesquisasenlinea.org está al margen de recibir “donaciones” y reitera que nunca autorizó la utilización de los medios que representa en asuntos tan delicados como la recaudación de fondos, actividad con la que dice estar en total desacuerdo.

La organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa también se desligó ya del asunto y afirmaron en una carta abierta publicada en su página de internet www.mujeresdejuarez.org que no conocen ni mantienen contacto con ningún miembro de Save Juárez.

“Desconocemos toda acción recaudatoria que en nuestro nombre haga esta o cualquier otra organización, ya que no tenemos como objetivo recabar dinero para las madres de las víctimas del feminicidio en Ciudad Juárez”, señala el comunicado.

Nuestras Hijas de Regreso a Casa van más allá y hacen un llamado a las autoridades mexicanas y estadounidenses para que realicen una investigación que permita conocer quiénes están detrás de este movimiento y aclaren el destino de los recursos que presuntamente son entregados a las familias de las víctimas juarenses.

De acuerdo con lo contenido en la página web www.savejuarez.org la agrupación habría de destinar los donativos recabados no sólo a la creación de albergues y dotación de sirenas y gases pimienta, sino también a la “indemnización” de hijos y padres de las mujeres asesinadas. Hasta el momento nadie sabe nada.

2004/GV

cimacnoticias





       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partners of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.