cimacnoticias
jueves 10 de junio de 2004
búsqueda de noticias
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Le cuestionan magros resultados en caso Juárez
Justifican calidad moral de México para organizar cónclave

Lourdes Godínez Leal cimac | México, DF

Patricia Olamendi, subsecretaria para Temas Globales de la Secretaría de Relaciones Exteriores, aseguró que México sí tiene calidad moral para organizar la IX Reunión Regional sobre la Mujer en América Latina y el Caribe, que inició este día, tras ser cuestionada por la falta de resultados para resolver el feminicidio en Ciudad Juárez y Chihuahua, que de acuerdo a Amnistía Internacional suman 370 asesinatos.

En conferencia de prensa al término del homenaje a las feministas que impulsaron la Conferencia de la Mujer, Olamendi dijo que el Gobierno Federal realiza su mejor esfuerzo para aplicar las Convenciones y Tratados Internacionales signados, ha destinado recursos y creado instancias como la Fiscalía Especial y la Comisión Especial para Erradicar la Violencia contra Mujeres en Juárez.

Notablemente molesta por los cuestionamientos de los medios de comunicación, Olamendi agregó: “No es fácil hablar de las responsabilidades de funcionarios públicos”. En este sentido, dijo que la Fiscal Especial, María López Urbina, reconoció 50 casos de homicidios de mujeres en esa ciudad fronteriza con Estados Unidos, aun cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos revisó 307 y documentó 263 homicidios de mujeres con agresión sexual.

En su oportunidad, representantes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), se mostraron optimistas sobre los resultados obtenidos para el combate a la pobreza en la región, e incluso resaltaron los avances que México ha tenido a través del programa Oportunidades, tan criticado por los grupos feministas.

José Luis Machinea, secretario ejecutivo de la CEPAL, dijo que el panorama es positivo aunque los problemas no están resueltos.

El funcionario reconoció que actualmente en la región hay 217 millones de pobres y 205 millones de indigentes, y aunque dijo desconocer la cifra, enfatizó que “la proporción de mujeres en situación de pobreza es mayor que la de indigentes”. Sin embargo, se congratuló de que varios países de la región, entre los que destacó a Panamá, Brasil, Chile y México, lograran cumplir las metas del milenio, que entre otras cosas se propusieron abatir la pobreza.

Sonia Montaño, jefa de la Unidad Mujer y Desarrollo de la CEPAL, destacó entre los rezagos más preocupantes de la región el que la fuerza laboral femenina esté siendo desperdiciada por los países de la región, la ineficacia y falta de capacidad de éstos para incorporar a las mujeres al ámbito laboral.

En este sentido, puntualizó que las brechas salariales continúan permeando en toda la región toda vez que las mujeres a pesar de que cuentan con mayor nivel de estudios, continúan ganando salarios inferiores que los hombres por igual trabajo.

En cuanto al aspecto político, Montaño dijo que las mujeres están muy por debajo de la representación política al indicar que la mayoría de los países están por debajo del 20 por ciento de representación.

Para Montaño, hace falta una política que concilie el trabajo doméstico o familiar con el laboral, pues hasta ahora, indico, “las mujeres han salido a trabajar pero los hombres no han entrado a la cocina”. La región, dijo, necesita crecer y disminuir la inequidad que es la más grande del mundo.

Finalmente, tanto Montaño como Machinea insistieron en que aunque en México el problema de la inequidad es grande, en materia de pobreza ha logrado avances a través de sus programas sociales para combatirla y “logró” reducir el número de pobres. “Será difícil tener equidad si hay pobreza”, concluyeron.

04/LGL/GMT

cimacnoticias





       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partners of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.