cimacnoticias
martes 18 de enero de 2005
búsqueda de noticias
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Necesitan cada día más chapas y candados
Viven habitantes de Ciudad Juárez en medio de la inseguridad

Cimac | Ciudad Juárez

Hace 15 años, cuando Rosario Nieto salía de su hogar cerraba la única chapa de su puerta de madera y se iba a realizar sus actividades sin ninguna preocupación. Ahora ha reforzado la entrada con una reja protegida con dos chapas, dos pasadores —conocidos como picaporte— en la parte alta y en la baja, y un candado.

Así como esta vecina de la colonia Bellavista, un número incalculable de las y los juarenses se ha visto en la necesidad de incrementar la seguridad en sus casas para prevenir robos.

“Aunque con todo eso, los delincuentes se las ingenian y entran”, comenta por su parte Martín González, empleado de maquiladora quien tras haber sufrido un par de hurtos en el hogar que rentaba en la colonia Barrio Alto, decidió cambiarse a otro sector.

“Pero aquí ya le pusimos dos chapas y un candado”, dice mientras recoge los duplicados de las nuevas llaves de su puerta principal en una cerrajería cercana al centro de esta ciudad.

Alfredo Primero Maldonado, quien desde hace 50 años se ha dedicado al oficio de cerrajero, cada vez más juarenses refuerzan las puertas y ventanas de sus hogares, no sólo con rejas sino con varias chapas y candados buscando tranquilidad ante la ola de robos a casas y la violencia que se vive en la localidad, conocida internacionalmente por sus feminicidios.

Hemos acudido a abrir casas en las que hay hasta seis candados, explica, antes podíamos dejar la puerta abierta o hasta dormir afuera cuando hacía mucho calor... ahora es imposible, dice.

A diario, indica Primero Maldonado, duplica alrededor de 50 llaves, de las cuales el 80 por ciento se debe a que los moradores sufrieron algún daño en la chapa al ingresar los delincuentes a robar, por lo que tuvieron que comprar una nueva protección metálica.

Pero esta situación afecta también a los comerciantes, como a Petra Rendón López, cuya tienda de abarrotes ubicada en la colonia Barrio Alto se ha convertido en una “prisión”, ya que para protegerse colocó rejas en el negocio. “Más vale protegerse”, explica la mujer que pagó cerca de cuatro mil pesos al herrero por su seguridad..

Martín González, también vecino, piensa ponerle una chapa más a su puerta principal. “La situación está canija”, expresa con una ligera sonrisa este hombre originario de Veracruz, quien se estableció en esta frontera junto con su esposa desde hace cinco años.

Vale más, dice, invertir parte del salario en la seguridad que perder la mayor parte de su poco patrimonio. “Ya me robaron un estéreo, la videocasetera y el televisor”, recuerda con desánimo.

Primero Maldonado, quien tiene su local en la avenida Melchor Ocampo, comenta que fue desde1990 cuando la delincuencia se agudizó en Juárez, año en que por cierto iniciaron los asesinatos de mujeres en a la localidad y que hoy suman de acuerdo con Aministía Internacional más de 400 feminicidios.

Explica que “Casi todos vienen por una chapa nueva y por sus llaves nuevas porque se las destrozaron”, comenta mientras se acumulan los clientes alrededor de su negocio, ubicado en el conocido Mercado Solidaridad.

Cuenta que una de las chapas que más han tomado auge es la que se abre con llaves con un acabado similar al de los bastones de seguridad para los automóviles.

A su vez, Rosario Nieto aún batalla para identificar cuál llave es la de cada una de sus distintas chapas. “Pero no importa, es necesario, ya no nos podemos dar el lujo de tener sólo una” y agrega que también es necesario tener un perro, porque es el que avisa.

Y es que de acuerdo con estudios oficiales, los robos y/o asaltos son los delitos que más han sufrido los juarenses durante la primera mitad de esta década; incluso en el 2003 llegaron a ocupar hasta casi el 80 por ciento de todos los ilícitos cometidos en ese lapso, reprodujo El Diaro.

Durante 2004, se cometieron actos de violencia o amenaza física en por lo menos uno de cada seis delitos de este tipo, se indica en un estudio del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP).

A través de la Encuesta de Victimización Mensual que se hace para el documento Indicadores de Seguridad Pública para el Municipio de Juárez, se determinó que hasta finales del 2004 los habitantes reportaron 165 mil 575 robos.

De éstos, el 53.1 por ciento, en promedio, ocurrieron en casas habitación, mientras que el resto se perpetró en la vía pública, en las unidades de transporte colectivo o en las áreas comerciales.

Pero durante esos 12 meses los ilícitos fueron todavía más nocivos en los hogares de los fronterizos, ya que en promedio un 69.4 por ciento de los delitos ocurrieron intramuros de las casas-habitación, de acuerdo con reportes del IMIP.

Este es el panorama de inseguridad que priva en Juárez donde sin duda las mujeres han sido las principales víctimas de la violencia y de la negligencia de las autoridades locales.

2005/SJ

cimacnoticias





       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partners of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.