cimacnoticias
martes 7 de junio de 2005
búsqueda de noticias
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
OPINIÓN
No es correcto

Cecilia Lavalle Cimac | México, DF

“Si bien ofende lo que ha pasado en Ciudad Juárez, tampoco es correcto estar refriteando, sin información los mismos 300 o 400 casos de mujeres que muy dolorosamente, muy tristemente, han perdido la vida en ya más de 12 años, pues la mayoría de esos homicidios están resueltos y los responsables están en la cárcel”.

Eso dijo usted, señor presidente Vicente Fox, el pasado 31 de mayo. Y, con todo respeto, señor presidente, difiero. Lo que no es correcto, señor presidente, es que en nuestro país haya habido 300 o 400 mujeres asesinadas en una sola ciudad, sin que por años nuestra autoridad haya hecho algo para evitarlo.

Lo que no es correcto, señor presidente, es que sigan asesinando niñas y mujeres en esa ciudad tanto como en otras.

Lo que no es correcto, señor presidente, es que las madres de esas 300 o 400 mujeres asesinadas hayan tenido que organizarse y hacer un escándalo de dimensiones internacionales para ser escuchadas, porque las autoridades encargadas de velar por su seguridad y procurar justicia brillaron por su ausencia, hasta hace muy poco tiempo.

Lo que no es correcto, señor presidente, es que 12 años después y tomando como ciertas las cifras que usted presentó después, al menos una cuarta parte de los asesinatos no estén resueltos, y muchos no podrán resolverse nunca, porque hay omisiones y graves fallas en las investigaciones que harán imposible que se pueda probar quién o quiénes fueron los asesinos.

Lo que no es correcto, señor presidente, es que las madres de esas niñas, de esas jóvenes, de esas adultas violadas y asesinadas, sientan que no se les ha hecho justicia, sientan que el Estado las ha abandonado, las ha traicionado, y ahora, además, sientan que su presidente minimiza este asunto.

Lo que no es correcto, señor presidente, es que usted nos diga “'Hay otros lugares en el país donde hay el mismo número proporcional de homicidios con (sic) mujeres, igual que los hay con hombres”. ¿Qué quiso decir con eso? ¿Quiso decir que como matan a muchas mujeres en otros lugares no hay porque hacer tanto lío por lo de Juárez?

Lo que no es correcto, señor presidente, es que a continuación diga que debemos ver los asesinatos de Ciudad Juárez “en su justa dimensión”. ¿Cuál es la justa dimensión? Decir que es una tragedia lo que sucede en Juárez, ¿es exagerar? Decir que el Estado ha traicionado a sus mujeres porque ni en Juárez ni en ningún lugar del país podemos sentirnos a salvo, a veces, ni de nuestras autoridades, ¿es exagerar? ¿Cómo colocamos en su “justa dimensión” los feminicidios en México? ¿Cómo, siquiera, colocamos en su “justa dimensión”, tener que hablar de feminicidios en México?

Lo que no es correcto, señor presidente, es que basándose en información oficial de las procuradurías de Justicia, sepamos que en 2004 poco más de tres mujeres fueron asesinadas cada día en sólo 24 entidades del país, incluido el D.F. (Argelia Guevara, cimacnoticias). ¿Cómo coloco esta información en su justa dimensión?

Lo que no es correcto, señor presidente, es que el centro de su preocupación sean las cifras, porque suponiendo que en efecto las y los periodistas “refriteamos” las cifras; en el fondo ¿no bastaría una sola mujer asesinada para hacer un escándalo nacional y exigir justicia? Como bien dijo Norma Andrade: “A mí las cifras nunca me han gustado, porque mi hija no era una cifra”.

Lo que no es correcto, señor presidente, es que no escuche las palabras de Guadalupe Morfín Otero, comisionada para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en Ciudad Juárez. Esta sabia y valiente mujer dijo en una entrevista televisiva: Lo que hay que hacer es reconocer la verdad y empezar a pedir perdón. En Ciudad Juárez, agregó, se reflejan todos los males endémicos de nuestro país, y refleja el fracaso institucional de los tres ámbitos de gobierno. Así que, lo que no es correcto, señor presidente, es que usted aún no haya pedido perdón.

Lo que no es correcto, señor presidente, es que cuando se pregunta ¿Cuántas mujeres más tienen que morir en Ciudad Juárez?, ni usted, ni ninguna autoridad, tenga respuesta.

Lo que no es correcto, señor presidente, es que las madres eduquemos a nuestras hijas con menos libertad y vivamos temiendo por su seguridad y su vida, aunque no vivamos en Ciudad Juárez.

Y ya para terminar, lo que no es correcto, señor presidente, es que yo haya votado por usted, y usted me entregue un país más violento y más inseguro para todos, pero especialmente para las mujeres. Eso, señor presidente, es lo que no es correcto.

Apreciaría sus comentarios: cecilialavalle@hotmail.com

2005/CL/SJ


cimacnoticias





       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partners of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.