cimacnoticias
lunes 16 de mayo de 2005
búsqueda de noticias
página principal
noticias por día
noticias por tema
       
Urgen que gobierno atienda en su dimensión este problema
Sonora “una Ciudad Juárez” dentro de las casas

María de la Luz González Cimac | México, DF

Sonora amenaza con convertirse en un Ciudad Juárez al interior de las casas y en un multiplicador de asesinos de mujeres, ya que de 2002 a la fecha han ocurrido más de 70 feminicidios sin que las autoridades estatales tomen cartas en el asunto, denunció la red Nosotras Ciudadanas.

“Consideramos que las autoridades encabezadas por el gobernador del Estado y por el Procurador, no han medido en su justa dimensión la magnitud de la agresión ni mucho menos han delimitado la trascendencia del hecho de contar con un escenario inseguro para la mitad de la población”, afirmó la organización en un comunicado.

Denunció que la mesa plural para dar seguimiento a los asesinatos y otros delitos graves contra las mujeres en Sonora ha sesionado sólo en dos ocasiones, una para su instalación el 12 de noviembre de 2004 y, otra, el 18 de marzo de 2005, para conocer los últimos datos sobre los homicidios de mujeres, informe que presentó incompleto la Procuraduría de Justicia estatal.

La red llamó a las instancias responsables a tomar en serio su papel, ya que con el aumento de la violencia al interior de las familias, es casi promisorio que más mujeres encuentren la muerte a manos de su pareja o de algún otro familiar varón, como sus propios hijos, sobrinos y hasta nietos.

Destacó que según los informes de la Procuraduría estatal, casi 50 por ciento de las mujeres asesinadas en Sonora, fueron agredidas dentro de su hogar y el victimario fue su pareja sentimental.

La forma de agredirlas para terminar con su vida, afirma el documento, es sólo comparable con los sacrificios permitidos en sociedades y culturas altamente machistas. Como algunas etnias musulmanas, donde se considera un don divino la capacidad de los hombres para guiar y decidir sobre la vida de las mujeres, incluso si optan por matarlas con sus propias manos a manera de castigo.

Otras tantas mujeres, agrega, sucumbieron fuera de su casa, pero también a manos de su pareja actual o ex pareja. Los cuatro recientes asesinatos son expresión máxima del odio hacia las mujeres y pinta un mapa que toca distintos puntos del Estado.


En Hermosillo, el 9 de abril, después de seis días de abandono se descubrió el cuerpo amarrado de Argelia Terán Monge dentro de un ropero, muerta a golpes por su esposo. En Álamos, el 18 de abril, murió de varias cuchilladas María Silverio Yocupicio Ontiveros, a manos de su pareja sentimental.

En Cananea, un hombre mató y violó el cadáver de su prima Blanca Margarita Leyva Parra, y en el campo El Choyudo, de la Costa de Hermosillo, María Rosa Galván Juárez fue brutalmente quemada viva por su esposo justificado en los celos.

Todas estas muertes injustas, sumadas a los más de 70 femincidios registrados en la entidad desde el 2002, llevan a una conclusión: a las mujeres las están matando los hombres, no los que encuentran en la calle, los desconocidos, los amigos ocasionales o sus compañeros de trabajo, afirma la red.

“Quienes están vertiendo toda la furia de género contra las mujeres son los hombres cercanos a las víctimas, son los esposos o parientes quienes deciden volcar su odio contra las mujeres pacíficas e indefensas y sacrificarlas en el lugar más impune: su propia casa”, señala.

La zozobra que causa vivir en un ambiente de violencia contumaz, es parte de la cotidianidad del estado de Sonora, sostienen las integrantes de Nosotras Ciudadanas.

Lo anterior, pese al velo colocado ante los ojos de los inversionistas extranjeros y la sorpresa de las autoridades estatales por el hecho de que se difundan las muertes violentas que ocurren en la entidad, “la realidad es elocuente y nos golpea a diario, lo que varía es la cantidad de homicidios semanales”, afirman.

En repetidas ocasiones, agrega el comunicado, las integrantes de la red Nosotras Ciudadanas, han insistido en que los asesinatos de mujeres deben ser un foco rojo a atender, antes de que se salga de las manos, como parece haberse evadido del control la matanza de personas inmiscuidas en actividades del crimen organizado.

“Nuestra postura ha sido la de denunciar sistemáticamente cada uno de los crímenes de quienes en su mayoría han encontrado el fin de su existencia en la aparente paz de su vivienda”, recuerdan las integrantes de la organización.

Esta organización impulsó el seguimiento de los femincidios en la agenda estatal y llevaron el tema hasta las comisiones especiales del Congreso de la Unión.

Es tan importante en la agenda legislativa, que en el informe del 28 de abril presentado por la presidenta de la Comisión de Feminicidio, diputada Marcela Lagarde y de Los Ríos, anunció la ampliación de la investigación en diez estados considerados altamente riesgosos para las mujeres por la incidencia de homicidios contra éstas. Entre las entidades señaladas se encuentran el Estado de México, Chiapas, Oaxaca y, por supuesto, Sonora.

Por ello, urgieron a que la Mesa de Seguimiento a los Asesinatos y otros Delitos graves cometidos en contra de mujeres en el Estado de Sonora, se reúna ya.

De no hacerlo con la frecuencia propuesta por Nosotras Ciudadanas, para cientos de mujeres que hoy mismo están viéndose en el espejo con las huellas de las agresiones, tal vez enyesadas y con los ojos cerrados por los moretones, habrá acabado la única esperanza de continuar con vida, advirtieron.

2005/LG/SJ


cimacnoticias





       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Fundación Friedrich Ebert, Fundación Heinrich Böll,
The William and Flora Hewlett Foundation, GTZ.